higiene facial


1. EL DIAGNà“STICO

Este paso nos facilitarà¡ conocer el estado de la piel y proceder con un protocolo especà­fico para sus necesidades y asà­ aumentar la eficacia del tratamiento a realizar.

Se tiene en cuenta la problemà¡tica total de la piel, la à©poca del aà±o, el lugar de residencia, los hà¡bitos de cada persona, etc. con el fin de poder instaurar un tratamiento adecuado.

Podemos encontrar diferentes tipos de pieles y afecciones que se pueden dar de manera combinada o de forma individual: normal, seca, grasa, sensible, acneica, pigmentada, envejecida… La clasificacià³n de Baumann nos cuenta cà³mo identificar los diferentes tipos de piel.


2. LIMPIEZA

La limpieza facial profesional tiene como objetivo limpiar en profundidad cà©lulas muertas y toxinas, hidratar, tonificar y mejorar la circulacià³n de la cara, ganando tersura y elasticidad.

La limpieza cotidiana es imprescindible para la efectividad de cualquier tratamiento, ya que una piel limpia es mà¡s receptiva a los productos cosmà©ticos.

Por lo tanto lo primero es aplicar el limpiador indicado segàºn las caracterà­sticas de la piel a tratar.


3. EXFOLIACIà“N

El uso de exfoliantes cosmà©ticos estimula el proceso natural de renovacià³n celular y ayuda a retirar las cà©lulas muertas, evitando asà­ el engrosamiento epidà©rmico y mejorando el aspecto de la piel.


4. LIMPIEZA PROFUNDA EXTRACTIVA

Segàºn el diagnà³stico y necesidades de la piel puede ser necesario extraer la suciedad de los poros de la piel y los folà­culos pilosos.


5. TONIFICACIà“N

Aplicar el tà³nico indicado para el tipo de piel a tratar. Asà­ estimulamos las funciones biolà³gicas de la piel y la circulacià³n sanguà­nea ejercitando al mismo tiempo una accià³n tà³nica sobre los màºsculos y preparà¡ndola para recibir los tratamientos.


6. ACTIVACIà“N MANUAL

Segàºn el tipo de piel, aplicar la crema especà­fica, o crema base enriquecida con los concentrados faciales.

En esta fase vamos a portar a la piel todos los nutrientes que necesite en funcià³n de su estado y su problemà¡tica particular, cubriendo las necesidades de hidratacià³n, nutricià³n, regeneracià³n y equilibrio de forma personalizada con el fin de conseguir el mejor resultado posible.


7. ACTIVACIà“N APAROTOLà“GICA

Si el profesional diagnostica la necesidad del uso de aparatologà­a (ionizacià³n, radiofrecuencia, mesoterapia virtual…), ya sea dentro de la sesià³n del tratamiento cosmà©tico como en una sesià³n individual, aplicar el producto adecuado segàºn las necesidades de la piel y tipo de aparatologà­a a utilizar.


8. MASCARILLA

Esta fase aplicamos la mascarilla mà¡s adecuada y es donde dejamos descansar la piel y aplicamos un extra de principios activos complementarios a los utilizados en la fase de activacià³n.


9. ACCIà“N HIDRATANTE

Aplicar la crema adecuada segàºn diagnà³stico y necesidades.


10. PROTECCIà“N SOLAR

Tan importante como limpiar, tonificar, hidratar o nutrir, es la proteccià³n de la piel frente a las agresiones externas y el fotoenvejecimiento, por lo que aplicaremos una fina capa del protector solar 50+.

Si tienes alguna duda sobre protocolo, algàºn tratamiento o producto en particular, no dudes en consultarnos, y te asesoraremos en todo lo relativo al modo de proceder.